Un blog para la verdad: Cachos de vida
Un blog para la mentira: Mentira como la vida misma

miércoles, 23 de abril de 2008

Una rosa

LLego tarde, no pude regalar la rosa a tiempo, así que dejo aquí esté invento, a ver si así algo compenso.

9 comentarios:

TiralleDoAire dijo...

cursi

Anónimo dijo...

La cursilería es patrimonio universal,como los taquitos de jamón o el anís del mono....que no falte de...

TiralleDoAire dijo...

Bueno, la cursilería pa los cursis, no judgo al escritor por su persona si no por escritor, y por eso 'critico' sus registros literarios...
Pero quien soy yo para judgar o criticar a nadie...

Daniela Haydée dijo...

Ohhh, ¡que linda rosa! Si casi parece que huele y todo... pero las flores se marchitan, ingratas ellas, aunque eso sí, dejan su esencia en la memoria de quienes una vez la supieron "leer"

Saludos florales.

Uno dijo...

TiralleDoAire
No te voy a decir que no. El texto era un poco precipitado... ¿pero qué querías velocidad o precisión?

Saludos

P.D. Ah, con el escritor puedes menterte también, don't worry lo aguanta todo.

Anónimo
Di que sí. Coincido contigo en que hay cosas muy universales... también están las pelusillas bajo las camas... un clásico.

Saludos

Daniela Haydée
Gracias. Está es una rosa perpetua, hasta que borren el blog algún día, que espero que sea un día muy muy muy lejano.

Saludos

Anónimo dijo...

Pero que cosa más bonita. Que suerte tiene quien reciba una cosa así de linda.

Uno dijo...

anónimo
Gracias. Puedes cogerlos trocitos que quieras de ella.

Saludos

Anónimo dijo...

Fire_ros
Creo que es una buena idea, para que juzgar al escritor, y menos a a la persona. Mejor disfrutemos de esta parte, como dicen, de la cursileria, pero que al final de cuentas practicamos en algun momento...saludos

Uno dijo...

anónimo
Gracias. ¿Qué sería de la vida sino nos dejasemos llevar? Un poco de cursileria, horterismo o ñoñez, no está mal de vez encuando sobre todo cuando se hace con ilusión y cariño.