Un blog para la verdad: Cachos de vida
Un blog para la mentira: Mentira como la vida misma

domingo, 25 de octubre de 2009

Microrrelatos V

Otra tanda de microrrelatos, aunque alguno no sea tan micro. Esta vez sin fotos.

Microrrelatos V

La vida de una lágrima es corta y triste. Brota y su misión es alejar la pena que encierra lo más distante posible de quien la siente. No es tarea fácil, está condenada a deshacerse poco a poco en su camino, dejando un rastro húmedo, un rastro elavorado con su propio cuerpo.

Las lágrimas mueren cuando ya desfallecidas no pueden moverse más y se secan. Se evaporan y suben al cielo. Allí, libres de su sal, su tristeza y sus penas, danzan felices unas con otras transformadas en vapor de agua. Han perdido su memoria, son inconscientes e inocentes, y disfrutan de su sencilla existencia mientras aguardan el nuevo destino que le les asignará en forma de lluvia.

====================

Buscaban un extra para la película. Básicamente, debía no saber nadar muy bien. Hizo tan bien su papel que murió ahogado.

====================

A los cinco años su voz maravilló al duque. Era un gran honor, iba a ser uno de famosos “castrati”. Aceptó a disgusto su destino, nada podía hacer. Durante años se esforzó y trabajo duro. Consiguió tener la mejor y más potente voz.

El duque henchido de orgullo y curioso a la vez, decidió que volviese a actuar para él. Fue la última vez que lo escuchó, sus tímpanos acabaron reventados.

9 comentarios:

Al golpito dijo...

La vida de una lágrima es corta, pero no siempre triste ;) Se puede llorar de alegría.

¡Ese si que era un buen actor!

Hay voces que pueden mover el mundo...

Besotes

Landahlauts dijo...

Ese castrati... reventando los tímpanos del que aquel que lo castró... una venganza musical... me gusta. Saludos, Uno!

Daniela Haydée dijo...

Vamos mejorando...

Relato I: la vida y obra de la lágrima muy correcta, pero en cuanto a su nacimiento, difiero. Se puede llorar tambien de felicidad; de risa; porque te haya entrado una particula en el ojo; cuando cortas cebolla...

Si todos lloraramos más, acabaríamos con épocas de sequía, siempre y cuando, el viento, no modifique el destino de las danzarinas desmeoriadas, y se nos vayan para otro lado.

Relato II: Lo bueno, sin breve, dos veces bueno.

Relato III: el lustro cantarin, resignado a su sino, se dio cuenta de que solo él podía deshacerse del duque (conocido por pasar largas temporadas cerca de la luna), y utilizó su voz, para librarse del sordo. Y los pobres tímpanos, sin culpa de nada, esparcidos en el interior de la oreja... ¡Siempre pagan justos por pecadores!

Uno dijo...

Al golpito
Tu comentario me ha inspirado un titulo para una película de la Coixet: "La corta vida de las lágrimas" :-)

Yo espero no ser nunca tan bueno...

Hay voces que pueden dejar el mundo en silencio.

Besos

Landahlauts
Gracias. Para mi gusto es un poco películero... pero no daba yo para más ;-)

Saludos

Daniela Haydée
Las lagrimas alegres esas sí que saben alejar las penas.

Ays, ya se que mis microrrelatos te gustan brevitos.

El duque la sordera la adquirió con el tiempo, justo con el tiempo que duró la canción del castrati.

Luna Azul dijo...

- Prefiero llorar de risa.

- Oscar al mejor actor.

- Se esforzó y trabajó duro para vengarse.

Uno dijo...

Luna Azul
Nada mejor que las lágrimas se te salten de alegría. Espero que todas las tuyas salgan siempre así.

Mejor actor se-hundario :P

Digamos que le "echos huevos" :-)

Food and Drugs dijo...

Si yo fuera el niño, hubiera obligado a los tímpanos del fulano a ponérseme de rodillas y a suplicarme clemencia, y luego les habría volado las pelotas.
Como se ve, estoy pasando una indigestión de películas de Harry el sucio...
;-)

Uno dijo...

Hola tocayo,
Aquí se está obviando fraudulentamente a las lágrimas de cocodrilo.
El relato del extra, desgraciadamente no es tan absurdo como pueda parecer.
El del castrado me ha encantado.La venganza es muy literaria.

Uno dijo...

Foots and drugs
En realidad no tenían tanta culpa los timpanos como lo que había entre ellos. Lo mismo cantar el "bulerias, bulerias,..." hubiese sido suficiente tortura :-)

Uno
Tienes toda la razón, por suerte son poco habituales y de brote fácil, esas no se evaporan quedan para siempre humedeciendo la ropa de que las mana.

Estoy seguro que lo del nadador o algo similar debe haber pasasdo en la realidad.

Lo del castrado es como una versión breve de "El patriota" :-)